Language: English | Español
EN ES

Los imanes y las lesiones

hms
Created by: hms
Date: 11/18/2014
Views: 1999

Por Dra. Irma I. Sierra

Para el periódico El Nuevo Día Sección Medicina Deportiva, Domingo 1 de julio de 1990
Son numerosos los atletas que se han tratado o puesto un imán en una lesión- ya sea de torcedura, dislocación, líquido en las rodillas, debilidad en las extremidades y hasta fracturas- o para fortalecer sus coyunturas así previniendo una lesión.
Si usted piensa que los imanes solo sirven para recoger las limaduras de metal, hacer brujerías o equipo electrónico, entérese que una jaqueca se elimina si se aplica un imán en la cabeza, por su carga negativa. Lo mismo para una lesión de huesos o para un agudo dolor reumático.
Dedicado a la investigación sobre los efectos de los imanes en la salud, el Dr. Ralph Sierra invento un sinnúmero de aparatos para localizar los polos biomagnéticos en el cuerpo humano, así como adaptar imanes metálicos o eléctricos para aplicar las terapias necesarias. De él aprendimos que toda lesión y casi toda enfermedad está influida por los campos electromagnéticos naturales o artificiales. El ser humano es como una pila, con sus polos de energía y corrientes negativas y positivas; cuando estas entran en desequilibrio se produce la enfermedad. Aun mas, cualquier entidad viviente que sea privada de un campo magnético menor que el de la Tierra por un periodo largo, sufrirá primero complicadas enfermedades, se llenara de angustia y melancolía y finalmente morirá.
El polo sur o positivo aumenta la fortaleza y la vitalidad de todos los organismos vivientes, causa aumento en crecimiento y expansión. Se usa terapéuticamente muy poco, aplicándose a los que padecen de rigidez y debilidad en las extremidades, hombros y caderas. También se le aplica al páncreas para estimular la producción de insulina en los diabéticos. Aplicando el polo sur a los músculos de las piernas 30 minutos en la mañana y en la tarde durante algunos días o semanas, según la condición, se lograra un notable aumento en su fortaleza y en su movilidad. Es de suma importancia hacer que la persona camine y se mueva porque ayuda a desarrollar nuevamente los músculos.
El dolor se puede reducir o eliminar totalmente con la aplicación del polo norte del imán –o negativo- a las fracturas, torceduras o lesiones. Este se aplica de 30 minutos a una hora dos veces al dia. Este polo norte tiene una rama amplia en sus aplicaciones ya que reduce inflamaciones y fortalece el tejido; a la vez aminora varios malestares desde hemorroides hasta tumores. El magnetismo negativo puede cargar los iones en el agua, cambiándola a mas alcalina (por otro lado, el positivo aumenta la acidez) siendo beneficioso para personas con ulceras o problemas renales.
En 1971, el Dr. Sierra preparo una banda magnética, hecha de un material plástico que contiene partículas de hierro, para el pelotero Orlando Cepeda, a quien en ese entonces se le había informado que debido a su lesión de la rodilla tendrá que dejar de jugar beisbol. Cepeda uso la banda y al poco tiempo estaba jugando de nuevo. Otro de sus pacientes fue el jinete Ángel Cordero Jr., quien también se lastimo su rodilla y ya a los 8 meses estaba su rodilla saludable.
Tony Oliva, Luis Tiant y otros de los Medias Rojas de Boston usaron la banda magnética del Dr. Sierra. A todos se les indico que la usarán durante su entrenamiento y en los juegos.
Los imanes que el Dr. Sierra uso y seguimos usando en las terapias electromagnéticas no son los imanes débiles que se inventaron por el siglo 19. Tenemos y usamos imanes industriales de 15 libras. Los hay en varias formas, tamaños y fuerzas para uso terapéutico. Y ahora que algunos doctores en medicina han comenzado a usar magnetismo, los precios de ellos han subido.
El Dr. Sierra creó un electroimán que genera 28,000 gauss (un gauss en la unidad de medir el magnetismo). Los polos de la Tierra tienen ½ gauss, para comparar. Los rusos usan hasta 40,000 gauss. Pero eso es mucho, puede dañar el cerebro.
Otros accesorios que tenemos son los brazaletes magnéticos de 300 gauss los cuales normalizan el tejido; un imán montado en un tubo plástico simulando un lápiz lo cual puede usarse en el bolsillo de la chaqueta y para polarizar un vaso de agua o taza de café, y una silla con imanes montados en ambos lados debajo y otros sostenido arriba.
Los brazaletes de cobre también son recomendados. El cobre repele los iones positivos. Los iones positivos pueden producir desordenes físicos y emocionales. Estos se producen en automóviles y la mayoría de maquinas que usamos en la vida diaria y alteran el campo magnético normal del cuerpo humano personas que trabajan en estaciones de radio o televisión donde usan electroimanes potentes para borrar sus cintas, están propensas a que el magnetismo les afecte.
Uno no debe ignorar que el imán es una piedra natural con un poder que no podemos ver, oír, ni tocar. Por eso es importante averiguar el polo del imán antes de aplicárselo ya que si hay una infecciono tumor el polo sur lo aumentaría en cuestión de horas o días, y en muchos casos lo opuesto ocurriría aplicando el polo norte.

El Dr. Sierra nos dejo dos obras tituladas “La energía magnética” y su último libro “Power in a Magnet”. 

NOTA: Cada libro contiene los libros del Dr.Ralph Sierra, Energia Magnetica esta en El Poder del Iman y Power in a Magnet esta revisado dentro de Power in a Magnet.